moisés, el faraón rebelde


Este es un libro que despertó en mí sentimientos encontrados. Por un lado plantea una idea muy moderna, y al parecer con varios defensores, de que el Moisés de las Sagradas Escrituras no es otro que un Nieto de Ramsés II, Mosé. Quién luego de enfrentarse con su padre y Faraón (Seti II), y ser derrotado por este, conduce al pueblo apiru, los antecesores de los hebreos, a Palestina.
El libro tiene dos partes muy distintas, en la primera se detalla la vida de los cortesanos egipcios y sus disputas por el poder en medio de diversas guerras entre ellos y contra pueblos invasores. Y la segunda trata de dar una explicación más o menos coherente de cómo un príncipe egipcio se convierte en el elegido por Dios para conducir el éxodo hacia la tierra prometida.
El autor, Bernard Simonay, de cual yo ya había leído su trilogía, (Muerte en el Nilo, el Arquitecto del faraón y el templo de Horus), es un gran conocedor de las costumbres y la historia de las Dinastías del antiguo Egipto, y los libros anteriores fueron entretenidos a pesar de no gozar de una prosa muy fluida.
Pero en este comete el error de querer justificar lo injustificable, y pierde muchísimo tiempo en adaptar la historia a los textos bíblicos.
Indudablemente, los argumentos son difíciles de creer, y a base de imaginación e ingenio se sale más o menos airoso.
El detalle es que en el camino se pierde interés en la narrativa, y el libro se hace tedioso y aburrido.
Como algunos otros autores, se ve que esta mas preocupado por lo que dirá la iglesia, que por hilvanar una fantasía sin preocuparse por lo que los demás piensen.
Esta misma sensación ya la había vivido cuando leí el Código Da Vinci, a pesar de las obvias diferencias.
Sin lugar a dudas al principio y en las aventuras de Moisés como príncipe egipcio, esta lo entretenido y creíble del texto. El resto es una serie de desatinos que no ofrecen nada nuevo y por momentos son insoportables. Tuve que hacer un gran esfuerzo para terminar de leerlo.
Mi puntuación: 4 puntos
Espero tus comentarios.

1 comentario:

ojarbol dijo...

En mi parecer, el autor no debió haber adaptado tanto la historia que él estaba recreando con las escrituras, ya que en la primera parte del libro no lo hizo, pienso que allí estuvo el error, y era el aporte que él le daba a la historia no simplemente contar lo mismo pero de otra forma, por lo demás si me gusto yo lo valoraría con un seis, porque alguien que no tenga idea del relato de las escrituras le va ha emocionar todo lo que allí se describe.